Razones para viajar a Sicilia

0
3357

Es la isla del barroco, de los templos griegos, de las villas romanas, de las catedrales normandas, de los pueblos marineros, de la gastronomía mediterránea, de la geografía intrincada. ¿Quieres saber por qué Sicilia es uno de los destinos más codiciados del Mare Nostrum? Puedes comenzar por estos diez argumentos.

sicilia1

Pese a las altas temperaturas que azotan a esta isla italiana durante los meses estivales, Sicilia sigue siendo uno de los destinos estrella en verano. Su amplia oferta cultural, histórica, gastronómica y unos precios aún asequibles figuran entre sus principales bazas.

1. Palermo. Antaño la joya del imperio normando, hay que visitar su Capilla Palatina (siglo XII) -dentro del Palazzo dei Normanni- y el bullicioso Mercado de Ballaró, lo más parecido a un zoco árabe en Europa.
2. Monreale. Esta catedral árabe-normanda a ocho kilómetros de Palermo es el más bello ejemplo de arquitectura normanda en Sicilia. Suele estar atestada de cruceristas pero merece la pena pese al bullicio.
3. Segesta. Mejor visitar este yacimiento dórico a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Aquí el sol cae a plomo. Admirable su templo de 36 columnas (siglo V a.C.) con el entablamento y frontón íntegro así como el teatro (III a.C.) excavado en la roca natural.
4.Trapani. Una mezcla soberbia de Románico, Barroco, Liberty, influjos árabes, normandos y españoles animan las fachadas de las iglesias, los frontispicios de los edificios y cada rincón del centro histórico de esta ciudad costera.
5. Erice. Esta encantadora localidad encaramada al Monte San Giuliano reúne muchos rasgos sicilianos, como un trazado normando y la organización árabe de la vivienda en torno al patio. Calles empedradas y empinadas. Si el cielo está despejado se puede llegar a otear la costa de Tunez y el Etna.
6. Selinunte. Uno de los enclaves arqueológicos más destacados del Mediterráneo. Del siglo VII a.c. datan sus Templos Orientales, la Acrópolis, la Ciudad Antigua y el santuario de Malophoros, levantados junto al mar en una estampa única.
7. Corleone. Prescinda de esta visita salvo si es fan acérrimo de Martin Scorsese o Mario Puzo y quiere honrar la memoria de Don Vito. El pueblo no cuenta con más patrimonio histórico que un par de iglesias, pero esta cuna de capo dei capi reales y ficticios conserva la atmósfera de la Sicilia interior, rural y auténtica.
8. Agrigento. Aunque tiene mar y un casco antiguo respetable, en Agrigento hay que ir directos al Valle de los Templos. Un yacimiento dórico que refulge al atardecer: El templo de la Concordia, el de Juno, el de Hércules, el de los Dioscuros y el templo de Júpiter Olímpico son los cincos colosos que dominan el Valle, declarado Patrimonio de la Humanidad.
9. Piazza Armerina. Calles empinadas y un sol de justicia en esta localidad más famosa por atesorar, en sus afueras, una villa tardo-romana. Agradable paseo con estampas de la Sicilia interior aseguradas.
10. Villa Romana del Casale. A cinco kilómetros de Piazza Armerina, esta villa tardo-romana del siglo IV a.C. destaca por la cantidad y calidad de los mosaicos que ornamentan casi todas sus habitaciones. Según la Unesco, «son los más bellos de todo el orbe romano conservados in situ».

sicilia3

Esperamos que tu interés por Sicilia se haya disparado, entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y con un simple click accede a las mejores ofertas para visitar esta preciosa isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here