Saltar al contenido

Madeira, la isla para disfrutar durante todo el año

enero 7, 2016

Madeira, bañada por el Atlántico, es una de las islas de Portugal. Su agradable clima todo el año, sus paisajes y sus frondosos bosques hacen de esta isla de origen volcánico un auténtico paraíso.

Madeira es una isla con una orografía espectacular, tiene un macizo central y lo demás son caminos que van recorriéndolo, además de un montón de túneles que atraviesan estas montañas, lo que nos da por un lado un clima diferente entre el norte y el sur y por otro lado, infinidad de valles, acantilados y paisajes espectaculares.

La mejor forma de recorrer sus montañas y valles es en 4×4. Madeira es conocida por los cientos de quilómetros de levadas que recorren la isla y que son caminos paralelos a los canales de agua que en su día construyeron sus antepasados para poder bajar el agua y abastecer la costa. Hoy por hoy, es el paraíso para los amantes del senderismo.

En la localidad de Santa Ana, como primera parada, podremos degustar una de las especialidades culinarias de la isla, la “espetada”, una especie de pincho moruno clavado en una rama de laurel que consiste en trozos de carne de ternera sazonados con ajo y laurel a la brasa. Delicioso.

Desde el mirador del Cabo Girao a 580 m de altura, podremos observar y disfrutar de sus acantilados y montañas espectaculares. Justo en la parte baja del cabo, visitaremos a Falla dos Padres, un preciosos rincón con microclima ideal para el cultivo y la degustación de frutas y verduras de forma totalmente ecológica junto al mar.

Mirador Cabo Girao
Mirador Cabo Girao

A pesar de que Madeira tuvo muchos puertos pesqueros, el de Cámara de Lobos es uno de los pocos que quedan y uno de los lugares más pintorescos de toda la isla. En esta zona podremos degustar una “poncha”, bebida que lleva una mezcla de aguardiente, limón, naranja y un poco de miel, típica de la zona.

Funchal, además de ser la capital, es la ciudad más importante y poblada de Madeira, con historia desde el siglo XV. Allí podremos visitar la Quinta das Cruces, una mansión típica madeirense del siglo XVIII reconvertida en museo, en el que se puede ver cómo vivía la nobleza de la época. Todos los elementos que alberga la colección de esta quinta procedían de diversas partes del mundo, dándonos una idea de la importancia histórica que tuvo Madeira ya que fue uno de los principales puertos comerciales del mundo.

Funchal

Gracias a su ubicación privilegiada en mitad del océano y a que apenas a 5 quilómetros de la costa el fondo marino alcanza los 3000 m de profundidad, Madeira tiene todo el año la visita de todo tipo de ballenas y delfines. Una oportunidad única de verlos en plena libertad desde una zodiac.

En el centro de Funchal encontraremos el mercado de los Labradores, donde se puede venir a comprar fruta, verdura y pescado. los turistas llegan allí para mezclarse con la gente de la zona y siempre hay vendedores que ofrecen productos típicos para probar y así conocer Madeira, también, por sus sabores.

Otro lugar interesante para visitar en la isla es el Museo Interactivo, donde podremos conocer todo lo que ha sucedido en el tiempo en esta fabulosa isla del Atlántico. La historia comienza hablando de su actividad geológica para después hablarnos de los exploradores europeos que llegaron hasta aquí e incluso presentarnos a Cristiano Ronaldo, probablemente, su personaje más ilustre e internacional.

Subiendo en teleférico hasta Monte podremos dejarnos cautivar por su principal atractivo, un jardín tropical que cuenta con diferentes exposiciones temáticas y donde encontraremos todo tipo de flora. El jardín cuenta con varias cascadas y riachuelos que hace de él un rincón bellísimo e inolvidable.

Jardín Tropical
Jardín Tropical

Madeira, eso sí, es mucho más grande de lo que pensamos por lo que harán falta varios días para conocerla, su espectacular clima nos permite disfrutarla todo el año. Reserva tu viaje a esta isla en un simple click visitando nuestra web www.encuentraviaje.com.