Saltar al contenido

La enfermedad en el viaje. ¿Cómo actuar?

diciembre 5, 2015

Sufrir una enfermedad o lesionarse ya es pesado cuando nos sucede en casa, así que si nos ocurre en el extranjero y más si no entendemos bien el idioma, puede ser horrible y, lo que es peor, muy caro.

Tenemos tendencia al hecho de evitar pensar en la posibilidad de que nos asalte una enfermedad durante un viaje, pero no es tan raro que un simple virus, una fractura o algo más grave puedan arruinarnos nuestras vacaciones además de nuestros bolsillos si no somos previsores.

Es muy útil saber cómo actuar en caso de necesidad médica urgente en el extranjero, no sólo para tener acceso a los servicios sanitarios inmediatos sino también para ahorrarte, incluso, miles de euros según la enfermedad a tratar. A continuación te indicamos algunos de los consejos que debes seguir a la hora de contratar un viaje al extranjero:

1. Infórmate sobre el destino al que vas a viajar y ve preparado. Asesórate sobre los requisitos sanitarios necesarios para el país que quieres visitar en el ministerio de Sanidad o la Seguridad Social antes de partir. Prepara los medicamentos que sueles tomar (si lo haces) y guarda los documentos que lo certifiquen (informes y recetas). Comprueba si tu medicación es legal en el país de destino, parece absurdo pero no todos los medicamentos que son legales en España están permitidos en otros países. También es útil preparar un pequeño botiquín de primeros auxilios para solventar cualquier incidente leve.

2. En Europa, solicita la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Esta tarjeta debes solicitarla en la oficina de la Seguridad Social de tu ciudad. Todos los españoles mayores de 16 años tienen derecho a tenerla y con ella percibirás asistencia médica durante una visita temporal a cualquier país europeo. Ten en cuenta que esta tarjeta no incluye la repatriación o el tratamiento privado, es gratuita y en caso de accidente o enfermedad te da acceso al sistema sanitario estatal del país de destino. Recuerda que no todos los países tienen las mismas coberturas, así que mejor infórmate antes de viajar. La TSE no es una alternativa al seguro de viaje sino más bien un complemento adicional.

 3. Contrata un seguro médico y de viaje. Todavía existe entre un 20-25% de personas que viajan sin ellos porque ignoran los costes que podrían suponerles este ahorro. Para que os hagáis una idea, los costes para una ambulancia mediatizada aérea desde EEUU a la península supone un desembolso entre los 35.000€ y los 45.000€. Asegúrate que tu póliza cubre como mínimo los siguientes puntos:

  • Cobertura en caso de cancelación del viaje.
  • Servicio y asistencia médica las 24 horas.
  • Cobertura en caso de robo o pérdida de equipaje.
  • Cobertura médica y sanitaria en caso de enfermedad o lesión repentina en el extranjero.
  • Cobertura extra para las actividades que quieras realizar en el país vacacional, por ejemplo, esquiar, submarinismo…

4. Ingresos hospitalarios y urgencias. En la mayoría de países europeos el 911 o el 112 son los números con los que podrás contactar con los servicios de emergencias, pero antes de viajar compruébalo y guárdalo en tu dispositivo móvil. En casos graves es mejor llamar directamente a tu compañía de seguros para que te indiquen los pasos a seguir.

5. Tu embajada es el aliado más cercano. Antes de viajar busca información sobre tu embajada en el país al que vas, dirección, teléfono, personas de contacto, etc. En caso de accidente o enfermedad ponte en contacto con ellos y te servirán de enlace entre tu familia, tu compañía de seguros y tú. no se harán cargo de tu factura pero en casos así se agradece la mano amiga de alguien.

Esperamos que este artículo te resulte útil en la programación de tus próximos viajes. Entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y conoce antes que nadie las ofertas que te proponemos.