Saltar al contenido

Ibiza, también un destino para la tranquilidad

mayo 23, 2016

Al pensar en Ibiza en verano, automáticamente se vienen a la cabeza: fiesta, noche, discotecas, Djs, ocio caro, etc. Ibiza es una isla muy animada, especialmente en verano, y que se llena de turistas nacionales e internacionales en busca de fiesta y diversión. Es un destino muy solicitado, lo que favorece que los precios se disparen.

Pero Ibiza es un destino que también se pueden plantear familias o parejas en busca de tranquilidad y playas bonitas. Las calas de Ibiza son espectaculares, y en ellas se pueden ver las mejores puestas de sol. Un escenario idílico y romántico para parejas. Sí es cierto que es importante saber dónde se debe ir, qué hacer, o dónde alojarte, pero puede ser un destino idóneo para descansar, desconectar y disfrutar de playas y calas preciosas y tranquilas. Para ello, aquí van una serie de consejos y recomendaciones para todos los que quieran pasar unas vacaciones tranquilas, disfrutando de los paisajes de esta isla.

Consejos para unas vacaciones en Ibiza en pareja

  • Reserva un hotel en una zona tranquila. Los alojamientos más baratos de Ibiza se localizan en San Antonio, sin embargo, es una zona con mucho ambiente nocturno. Lo más recomendable para pasar unos días en pareja en Ibiza es coger un hotel en Sana Eulalia, que es una zona mucho más tranquila.
  • Alquila un coche. Es muy recomendable disponer de coche en esta isla. Se recorre fácilmente, y cunde mucho más la visita. Además, esto te permitirá tener una movilidad total en la isla, y poder conocer las calas más escondidas y menos transitadas.
  • Mejor calas que playas. Lo más especial de la costa de Ibiza son sus calas. Las playas de las localidades más grandes son de mayores dimensiones, pero, además, están llenas de gente y no tienen el encanto de las calas más vírgenes. Lo mejor es que busques las calas más recónditas, a lo largo de toda la costa de la isla para poder disfrutar de la naturaleza de Ibiza en estado puro, y de unas calas vírgenes, y sin edificaciones alrededor.
  • Disfruta de la gastronomía. En Ibiza se come muy bien. Gastronomía típica mediterránea, en la que el pescado es uno de los principales platos. Para pasar unas vacaciones en Ibiza con tu pareja, tranquilos y disfrutando de la isla, es imprescindible comer y cenar en algunos de los restaurantes, más románticos de la isla. Para ello, lo mejor es evitar los sitios más turísticos, ya que los establecimientos estarán más concurridos, y habrá más ruido. Santa Gertrudis es una buena localidad para disfrutar de una cenita romántica y tranquila.
  • Practica otro tipo de turismo. Para visitar Ibiza, no solo tienen atractivos sus paisajes, sus playas y sus calas, también hay zonas y localidades de interior muy recomendables para visitar. Al ser un viaje más tranquilo, en el que no se espera que trasnoches mucho, puedes aprovechar para disfrutar de Ibiza ciudad, San Carlos, un pueblecito pequeño y pintoresco al norte de la isla y la cueva de Can Marçà, con más de 100.000 años de antigüedad.
  • Perdeos por sus calles. Pocas cosas más románticas que un paseo después de cenar por las calles de algún pueblecito de pescadores, en el que no esté aglomerado de gente ni discotecas con luces.
  • Paseo en barco. Puedes aprovechar a dar un paseo en barco más tranquilo para visitar otras zonas, o alquilar una moto de agua para los dos. Viviréis experiencias diferentes y únicas. Además, podréis ver el color del agua más pura, bañaros en mar profundo y disfrutar de vistas desde otro punto de vista. Evitar las fiestas en catamaranes porque suelen ser jóvenes en busca de fiesta y con ganas de conocer gente.