Saltar al contenido

Los siete hoteles más bonitos de Europa

mayo 19, 2016

La prestigiosa cadena de televisión CNN ha recopilado los que, en su opinión, son los hoteles más bonitos de toda Europa. Encontraréis diferentes tipos de destinos en esta lista, de manera que si estáis pensando en viajar a algún lugar europeo os recomendamos echar un vistazo a este artículo.

Italia. Monasterio de Santa Rosa

Este hotel está ubicado en la costa amalfitana, en el golfo de Salerno. Es uno de los destinos más famosos de Italia, por la singularidad de tener casas y edificaciones en faldas y colinas realmente pronunciadas. Allí se encuentra este monasterio, que ofrece unas increíbles vistas al mar, desde un edificio restaurado que data del siglo XVII.

Estambul. Turquia. Hotel Four Seasons

Este alojamiento fue construido en el año 1918. Originariamente fue una prisión, cosa que resulta difícil de creer, viendo la decoración y opulencia que respiran en la actualidad sus paredes. Cuenta con un total de 65 habitaciones, realmente exclusivas, y con obras de arte turco originales. Por si todo lo anterior no fuera suficiente, aquí va otra razón para alojarte en él: su ubicación. Está en pleno centro de la vieja ciudad, muy cerca del Palacio Topkapi.

Santorini. Grecia. Hotel Mystique

Su posición elevada permite que disfrutes de las vistas más impresionantes que podemos encontrar en Santorini, y eso que la mayoría de las vistas en esta isla ya son muy impactantes de por sí. Uno de mis mejores momentos en Santorini los viví en este hotel. Más concretamente dentro de su piscina infinita, desde donde se divisa las laderas del volcán entremezcladas en tu paisaje con el fondo del mar Egeo.

Paris. Francia. Hotel The Peninsula

Apenas lleva un año abierto, tras una remodelación que ya nos da pistas de que no estamos ante un alojamiento cualquiera para disfrutar de París. Las obras de reconstrucción tuvieron un coste de 850 millones. En este proceso, se ha mantenido la decoración neoclásica, entremezclando en la actualidad detalles de aquel periodo, con elementos de arte moderno y otros detalles más adecuados al diseño de nuestro tiempo.

En su interior, tenemos un spa de más de 5.000 metros cuadrados, combinado con piscinas de interior. Cuenta, además, con un restaurante que gira 360 grados, permitiéndonos disfrutar de unas vistas de la ciudad inigualables.

Berkshire, Inglaterra. Cliveden House

Más que un hotel convencional, da la sensación de que estamos en una casa particular. Esta pequeña joya, situada a poco más de una hora en coche desde Londres, cuenta con 38 habitaciones, que reciben el nombre de personalidades de reconocido prestigio. Cuenta con jardines del siglo XVII, una piscina termal y un laberinto que nos invita a pensar que estamos en un lugar verdaderamente mágico. Sin duda, uno de los hoteles más singulares del Reino Unido.

Algarve. Portugal. Bela Vista Hotel & Spa

Tiene la anécdota de ser el primer hotel que abrió sus puertas en el Algarve portugués, concretamente en 1934. En aquellos años, se decoró con techos de madera pintada y muros repletos de mosaicos de diferentes colores. Decoración que se ha mantenido con el paso de los años, y que le ha convertido en una de las vistas de interior más especiales, llamativas y con mayor encanto del Algarve. Todo ello contrasta con la reciente reestructuración mobiliaria que se ha llevado a cabo en su interior, y que ahora cuenta con modernos muebles. Su piscina de agua fresca de exterior es una de las mayores atracciones en los hoteles de la zona.

Schloss Fuschi. Salzburgo. Austria.

Bienvenidos a un alojamiento de cuento de hadas. Este hotel se encuentra semiescondido dentro de una frondosa zona boscosa, y al lado de un precioso lago. Sus 110 habitaciones rebosan romanticismo por los cuatro costados, destacando especialmente las casitas que se encuentran en la orilla del lago. Cada una de ellas cuenta con su propia sauna, terraza y chimenea.