Saltar al contenido

Ginebra una ciudad cosmopolita por explorar

marzo 13, 2018

 Ginebra, es una de las ciudades más poblada en Suiza, se ubica cerca de la frontera con Francia y es el centro financiero del mundo por albergar la mayor cantidad de organizaciones internacionales.

La mitad de los habitantes en Ginebra son extranjeros y por su multi-cultura, ofrece a sus visitantes una experiencia cosmopolita, haciéndolos sentirse como en casa.

Recorrido por Ginebra

Jardín Ingles
Jardín Ingles

Uno de los lugares más simbólicos de Ginebra, es el Jardín Inglés, una parada en la que nos encontraremos con un gran reloj hecho de flores, inaugurado en el año 1854. Este jardín tiene este concepto por la importancia y lo que representan los relojes en este país, siendo actualmente los más populares a nivel mundial.

Desde muchos puntos de la ciudad se puede visualizar el famoso chorro de agua gigante, una de las fuentes de agua más grandes del mundo. La presión del agua sale con una velocidad de casi 200 km por hora y lleva el nombre Jet d’Eau.

La Cité, es el casco antiguo de la ciudad de Ginebra, y aunque no es considerado como uno de los más importantes, es realmente un hermoso hallazgo. Aquí podemos encontrar numerosos edificios antiguos llenos de historias, calles de piedra y al explorarlo un poco más, se descubre el Ayuntamiento u Hotel de Ville.

La Cité
La Cité

Con una fachada renacentista y una arquitectura ancestral, esta estructura guarda en su interior la sala en la cual fue reconocida a la Cruz Roja como una organización humanitaria internacional. Frente al Ayuntamiento se encuentra el Antiguo Arsenal, un edificio que actualmente es la sede de los archivos del Estado, sin embargo, en su entrada conservan varios cañones de la época.

Entre algunos de los sitios que visitar en Ginebra, se encuentra la catedral de Saint Pierre, que fue declarada patrimonio europeo. La catedral tiene una fachada con un estilo gótico y neoclásico.

Uno de los objetos más valiosos de esta catedral, es una silla de madera utilizada por Calvino, el líder más importante de la reforma protestante. Su interior está lleno de grandeza, de perfectos acabados en madera; no es posible visitar Ginebra sin pisar está catedral.

En esta ciudad también podemos encontrar un museo del famoso Maison Tavel, aquí se han recreado diversas estancias como dormitorios, cocinas y salones; en el ático hay una enorme maqueta de la ciudad del año 1850, además de que este edificio es el más antiguo de todo el lugar.

Es necesario también hacer una pequeña parada en el Parc des Bastions, el parque más grande de toda Ginebra. Los turistas pueden contemplar las zonas más verdes, hacer largos recorridos lejos del ruido. Un detalle interesante de este parque, es que existen unas piezas de ajedrez gigantes con los que se pueden jugar partidas.

Parc des Bastions
Parc des Bastions

Dentro del parque también se encuentra un monumento llamado el muro de los reformadores, con 9 metros de altura y aproximadamente 100 metros de largo. Este monumento posee en su centro a cuatro estatuas que representan a Guillaume Farel, Juan Calvino, Teodoro de Beza y John Knox, los pioneros de la reforma religiosa.

Ginebra es una comunidad muy diversa y sus impecable calles y arquitectura moderna es lo que atrapa a los visitantes, no dejes de conocerla si tienes la oportunidad de viajar a Suiza.