Saltar al contenido

Descubre Extremadura, viaja a una tierra de contrastes.

noviembre 26, 2017
Plaza Mayor de Cáceres

Extremadura, tal vez, una de las regiones más desconocidas en cuanto a turismo de España y que nada tiene que envidiar al resto de sus vecinas. Tierra de conquistadores que enamora nada más conocerla por su combinación perfecta entre naturaleza y belleza. Entre ciudades y pueblos que rebosan arte y cultura por sus calles. Por su gente generosa y acogedora que hacen que te sientas como en tu propia casa desde el momento que pones un pie en ella.

“Extremadura, tierra de contrastes”

Dividida en dos extensas provincias, Cáceres y Badajoz, se diferencian en paisajes, al norte más verdes y con mayor vegetación, al sur tierras más áridas con dehesas interminables pero son iguales en lo esencial, costumbres parecidas, ritmo de vida sincronizado…

Imprescindible visitar en Cáceres el Valle del Jerte, de cuento de hadas en tiempo del cerezo en flor, el parque natural de Monfragüe de belleza virginal y bucólica, los monasterios de Yuste o Guadalupe que nos recuerdan a antaño. Cáceres dispone de rincones inolvidables como su casco antiguo que al visitarlo nos evocará a cualquier pasaje de la Edad Media. Pueblos históricos como Trujillo o Plasencia que cautivan por su conjunto monumental declaradas ciudades con bienes de interés cultural.

En cualquier punto de información turística de Extremadura nos facilitarán todo tipo de rutas para realizar a pie y poder disfrutar de la naturaleza más viva.

Viajando hacia el sur encontramos Badajoz, con un sin fin de pueblos blancos que forman en conjunto una ruta y un precioso enclave para visitar. Toda la provincia se encuentra inmersa en enormes dehesas delicadamente cuidadas en las que no se divisa el final. Indiscutible dejarse caer por Mérida, con sus impresionantes ruinas romanas y cuyo anfiteatro acoge importantes eventos de teatro y música cada año.

De visita obligada son algunos de sus pantanos, como el de Alange, de impresionantes dimensiones considerado la playa de Extremadura por las instalaciones que posee. Los pantanos extremeños son un lugar idóneo para los amantes de la pesca.

A lo largo de la provincia nos encontraremos numerosos castillos que van acordonando todo el territorio y que se encuentran en perfecto estado algunos de ellos, como el de Feria, el de Jerez de los Caballeros de propiedad particular y que se encuentra habitado o el imponente castillo restaurado del s. XIII en la preciosa localidad de Burguillos del Cerro, todos ellos son fiel reflejo de la etapa conquistadora de esta tierra, alertando de ello a cada paso que recorremos.

En cualquier rincón que vayamos a visitar, disfrutaremos de una estupenda gastronomía, desde sencillas tabernas a los restaurantes más sofisticados: chacinas artesanas, cerdo ibérico y bacalao son algunos de los productos que no debemos dejar de probar, así como degustar sus maravillosos quesos acompañados de un buen vino de la Tierra de Barros.

En toda la comunidad de Extremadura encontraremos el alojamiento que se ajuste a nuestras preferencias. Si visitas www.encuentraviaje.com podrás consultar las numerosas propuestas que allí se ofrecen, desde un pequeño hotel a una hospedería o parador, de todo hay en esta tierra. Con tan sólo un click accede a toda la información que necesitas para organizar tu viaje.

El tiempo es surgente en Extremadura, adecuado a la vida y no al revés, donde las palabras siempre se quedan cortas. Lo mejor es comprobarlo con tus propios ojos, seguro que descubres que te ha conquistado, pareciendo que estaba tan lejos y sin embargo, ha estado siempre tan cerca…tan viva.