Saltar al contenido

Estambul, la ciudad musulmana de occidente.

noviembre 22, 2017
www.qhote.es

Estambul, ciudad frontera entre Oriente y Occidente, es una ciudad ideal para disfrutar con los cinco sentidos. Estambul es la ciudad más poblada de Turquía y uno de los destinos turísticos más importantes de Europa. Es famosa además de por su historia por las numerosas bellezas naturales que ofrece.

Estambul es una ciudad llena de contrastes, culturas, sonidos, colores, sabores, olores. Caótica y mágica a la vez, muy occidental para ser asiática y demasiado oriental para ser europea. Mezquitas, sinagogas, palacios e iglesias convierten de forma armoniosa proporcionando a la ciudad una estampa muy característica.

La mayoría de los monumentos más importantes de Estambul se encuentran en el barrio antiguo de Sultanahmet, a continuación nombraremos alguno de ellos:

La visita a la Mezquita Azul o Mezquita de Sultanahmet es uno de los grandes atractivos de la ciudad. Es una mezquita de enormes dimensiones separada únicamente por una plaza de la iglesia de Santa Sofía. Cumple las funciones como templo religioso musulmán y mantiene intacta su esencia. El nombre de Mezquita Azul se debe a la enorme cantidad de azulejos azules que existen en todo el conjunto arquitectónico, sobretodo en su interior.

Otro de los monumentos que visitar en Estambul es el Museo de Santa Sofía, situado frente a la Mezquita Azul, que fue construido primero como una iglesia, después convertido en una mezquita musulmana y hoy en día es un museo turístico.

El Palacio Topkaki es otro de los edificios emblemáticos de la ciudad siendo la residencia de los emperadores del imperio Otomano hasta la construcción del Palacio Dolmabahce en la costa del Bósforo.

La Cisterna Basílica o Cisterna Subterránea se encuentra en la zona sudoeste de Santa Sofía de la cual nos sorprenderán sus impresionantes columnas de mármol oscuro perdiéndonos en el horizonte ante la cantidad de columnas existentes, su espectacularidad le ha hecho bautizarse con el sobrenombre de Palacio Sumergido.

De visita obligada en Estambul es un largo paseo por el Gran Bazar situado en el centro de la ciudad antigua y que ocupa más de 58 calles por las que se distribuyen 4000 tiendas; entre ellas destacan sus locales de joyería, orfebrería, alfombras y especias que impregnan todo el ambiente.

Estambul1

Un detalle a tener en cuenta a la hora de visitar Estambul es que los viernes es el día de rezo y durante el mismo no podrás acceder al interior de las mezquitas. El resto de días te dejan entrar a visitar lo que viene a ser una “misa” islámica y lo cierto es que es curioso de ver, sobretodo el momento del final de la oración.

Para evitar sorpresas desagradables te recomendamos llevar tu viaje bien organizado y que para ello visites nuestra web www.encuentraviaje.com, reserva tu vuelo y alojamiento de forma sencilla y con tan solo un click. Comprueba por ti mismo las ofertas reales que allí se muestran, precios garantizados sin gastos extra.

Estambul en ocasiones puede parecerte que estás en Marruecos como en otras que estás paseando por una avenida de cualquier ciudad europea. Esta dualidad también se refleja en el carácter de sus habitantes, por eso se ven mujeres vestidas al estilo más occidental que sin embargo llevan el velo islámico como parte de su indumentaria.