Saltar al contenido

El roaming dejará de ser un coste abusivo en la UE

noviembre 23, 2015

Viajar por la UE y usar el móvil dejará de ser una pesadilla para el bolsillo. El Parlamento Europeo votará este martes la eliminación del roaming, el cargo extra que cobran las compañías cuando sus abonados utilizan el móvil fuera de su país, a partir del 15 de junio de 2017. Hasta esa fecha, se introduce un régimen transitorio en dos etapas por el que las operadoras tendrán que reducir un 75% los actuales recargos a partir de abril de 2016.

El fin del roaming en la UE llega tras más de una década de duras negociaciones, bajo la presión del poderoso lobby de las operadoras de telefonía que lograron retrasar en casi dos años la entrada en vigor de esta medida, ya que en un principio el recargo debía haber desaparecido en diciembre de 2015.

“Usar el móvil en la UE será igual que hacerlo en casa”. Aunque este sea el lema oficial del Parlamento Europeo y de los impulsores de la medida, entre ellos la eurodiputada popular española Pilar del Castillo, el acuerdo no garantiza exactamente esa igualdad porque tiene letra pequeña. La eliminación del roaming solo será válida para estancias cortas o viajes periódicos. En estancias prolongadas, de más de tres o cuatro meses, las operadoras podrán seguir cargando al cliente cargos extra. Precisamente, en el debate de este martes, se va a discutir el plazo máximo en el que no se aplicarán las también llamadas tarifas de itinerancia.
La rebaja que se aplicará a partir de abril de 2016 sobre las actuales tarifas de itinerancia reduce el recargo máximo que pueden aplicar las operadoras a 5 céntimos por minuto en las llamadas fuera del país, a 2 céntimos en los SMS y a 5 céntimos por megabyte en datos móviles. Es decir, que si una llamada de en España cuesta 15 céntimos de euro, esa llamada con las misma duración solo puede costar 20 céntimos como máximo si se hace desde Francia o Alemania. Y desde el 15 de junio de 2017 deberá costar 15 céntimos.

La Comisión y el Consejo Europeo, donde están representados los gobiernos de los países miembros, ya llegaron a un acuerdo el sobre el fin del roaming, y se espera que pase el examen del Parlamento de Estrasburgo sin muchos problemas, ya que los grupos políticos mayoritarios –populares (EPP), socialistas (S&D), conservadores (ECR) y liberales (ALDE)- votarán a favor de la medida.

Neutralidad de la red
Mucho menos consenso concierta el otro gran asunto que se debate en el pleno de este martes dentro del paquete del “Mercado único de telecomunicaciones”: la neutralidad de la red. Todos los grupos están de acuerdo en el principio general de que no se debe discriminar ningún tipo de tráfico en Internet. Sin embargo, las diferencias se acentúan cuando se introducen excepciones a esa regla general.

Además de la seguridad de la red o la lucha contra la pornografía infantil, la propuesta contempla que se pueda gestionar el tráfico en caso de “congestión”, lo que despierta la suspicacia de los grupos opositores que ven en ello una vía para que las operadoras prioricen el tráfico según sus intereses.

También se autoriza al trato diferenciado del tráfico según el tipo de contenidos (vídeo, voz por Internet, datos encriptados) lo que en la práctica abre la vía a canales más lentos, según las operadoras o los reguladores decidan.

Diversos movimientos ciudadanos se han unido en la plataforma Save the Internet que reclama una redacción menos vaga y sin contradicciones, adoptando los mismos principios que sirvieron a la Administración de Barack Obama y el regulador FCC, para blindar legalmente la neutralidad de la red como un derecho en EE UU el pasado mes de febrero.

Ahora ya tendrás un aliciente más para organizar tu viaje al extranjero, entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y con un simple click accederás a todas nuestras ofertas.

Fuente: El País