Saltar al contenido

El Barranco del Río Dulce, una escapada mágica.

septiembre 5, 2018

El Barranco del Río Dulce, sRIO DULCE2ituado a tan solo 60 kms de Madrid en la provincia de Guadalajara, es el lugar perfecto para desconectar unos días de la ciudad y de todo lo demás, nos invita a descansar en un entorno natural de relajación absoluta donde únicamente el sonido de la naturaleza nos va a perturbar. Si estás estresado o simplemente quieres aislarte del ruido olvidándote de todo, coge tu coche y ve allí, seguro que no te arrepentirás.

Rodeado de seis municipios encantadores para visitar como Aragosa, Mandayona, Mirabueno, Sigüenza, Pelegrina o La Cabrera, el Barranco del Río Dulce nos presenta una variedad de rutas para realizar a pie o en bicicleta siguiendo el cauce del Río Dulce. Disfrutarás de una vegetación llena de álamos, fresnos, sauces, chopos, etc que en conjunto forman bosques de presencia bien estructurada que te llaman a penetrar en ellos.

El Barranco del Río Dulce se formó del resultado de la erosión de este río durante el período Cretácico, originando un relieve diferente que a su paso va formando lapidases, cuevas, simas y dolinas, ideal para los amantes de la geología y la escalada.

En la localidad de Mandayona podremos disfrutar además de una piscina municipal en pleno bosque, de un centro de interpretación en el que Félix Rodríguez de la Fuente hizo numerosos trabajos y estudios sobre el comportamiento animal. Asímismo en la localidad de La Cabrera se encuentra el mirador que lleva el mismo nombre del famoso naturalista y desde el que se pueden contemplar las impresionantes vistas de la zona, avistando además, a cualquier hora, buitres leonados, águilas reales, halcones peregrinos o chovas pelirrojas, dejando un maravilloso y espectacular recuerdo en nuestra memoria.

Cualquiera de los municipios que rodean al Barranco del Río Dulce ofrecen una diversidad de alojamientos, sobretodo pequeños hoteles y casas rurales en los que se ha cuidado hasta el más mínimo detalle para no distorsionar el paisaje. La amabilidad de la gente de la zona, su hospitalidad y una gastronomía excelente harán de vuestra visita una estancia inolvidable. El Barranco es ideal para visitarlo en pareja o con niños.

Puedes consultar las numerosas ofertas que se ofrecen en la zona en la web www.encuentraviaje.com y con tan solo un click.

Todas las estaciones del año son ideales para visitar el Barranco del Río Dulce, aunque especialmente recomendadas son las de primavera y otoño, donde la diversidad de colores y las temperaturas más agradables permitirán pasar unos días inolvidables.

Silencio, relax, meditación…todo es posible en esta zona, incluso encontrar un spa privado para dos, disfrutando de un jacuzzi para dos mientras contemplamos la llegada de los buitres a sus paredes rocosas para dormir, así de mágico es el Río Dulce.

¿Todavía no te han entrado ganas de escaparte unos días? Aprovecha esta oportunidad y sorprende a los tuyos con una escapada rural diferente.