Saltar al contenido

Dublín, escápate

enero 2, 2016

Situada en una llanura, rodeada por las montañas Wicklow y abierta al mar por una extensa y bella bahía se encuentra Dublín, una ciudad cosmopolita y de las más modernas de Europa. Capital de Irlanda, esta ciudad fue creada por los vikingos hace más de mil años.

Cada rincón de Dublín merece ser visitado pero si no disponéis de demasiado tiempo y queréis perderos por sus concurridas calles os aconsejamos dos de ellas: Grafton Street y O´Connell Street.

Grafton Street
Grafton Street

Grafton Street es la columna vertebral del barrio más moderno y elegante de la ciudad, aquí encontramos también la estatua de Molly Malone, la mítica vendedora ambulante protagonista de la famosa canción “Cockels and Mussels”, himno no oficial de Dublín.

Molly Malone
Molly Malone

A la otra orilla del río Liffey que divide en dos la ciudad, se encuentra O´Connell Street, una importante avenida para los dublineses y para los visitantes que se sorprenden con las enormes estatuas que se alzan a lo largo de esta transitada calle. Aquí también podremos encontrar numerosos bares, restaurantes y tiendas que crean el ambiente ideal para caminar y observar la ciudad.

Nadie puede marcharse de Dublín sin visitar el mercado de frutas, verduras y flores de la calle Moore. Los irlandeses siempre han sido considerados grandes conversadores, cualidad a la que además los vendedores y vendedoras de Moore Street suman su fuerte acento dublinés.

En pleno corazón de Dublín se encuentra la universidad más prestigiosa de Irlanda, el Trinity College, construido sobre un monasterio agustino. El Trinity College constituye uno de los edificios emblemáticos de la ciudad. Entre sus muchos alumnos famosos se encuentran los dramaturgos Oliver Goldsmith (1736-1774) y Samuel Becket (1906-1989) porque no hay que olvidar que estamos en un país rico en grandes patriotas, estadistas e intelectuales. La literatura está entre las más importantes manifestaciones culturales de Irlanda, por eso no es de extrañar que uno de los museos más atractivos de Dublín esté dedicado a sus literatos, hablamos del Writer´s Museum.

Pero no solo de literatura vive el irlandés porque si hay algo que hace famosa también a esta tierra es su cerveza a la que rinden un culto particular en el museo Guinness Storehouse. Los irlandeses son grandes bebedores de cerveza.

Y por último, anotad que la vida cultural y nocturna de Dublín transcurre en las calles del animado barrio de Temple Bar y aunque parezca increíble esta zona estaba prácticamente arruinada pero gracias a los artistas y comerciantes que durante los años sesenta permanecieron en la zona fue prosperando hasta que en 1991 con la elección de Dublín como capital de la cultura se transformó completamente hasta lo que es hoy día, el lugar perfecto para divertirse en Dublín.

Sin duda, Dublín, es una capital moderna, llena de historia y con gran capacidad para atrapar a sus visitantes con esa mezcla de tradiciones arraigadas y su constante adaptación a los nuevos tiempos.

Reserva tu escapada a Dublín en nuestra web www.encuentraviaje.com y con un simple click accederás a los mejores precios y ofertas del mercado.