Saltar al contenido

Dubái un desierto lleno de lujo y excentricidades

mayo 6, 2018
Dubai

La ciudad de Dubái es uno de los enclaves más lujosos y modernos del mundo construido en medio del desierto y repleta de excentricidades.

Dubái hace apenas 30 años era solo arena, y hoy, gracias a los petrodólares, es una de las ciudades más ostentosas del mundo. Sus primeros habitantes se dedicaban al comercio de perlas, actividad en la que basarían su economía hasta el siglo XX y les abriría las puertas para relacionarse comercialmente con China, India y Pakistán.

Actualmente Dubái se reconoce porque su economía se encuentra por encima de una gran cantidad de países, además de haber dejado de depender del petróleo como principal actividad económica fortaleciendo los sectores financieros y tecnológicos con impresionantes infraestructuras y su lujoso modo de vida.

Dubái es una de las ciudades más ricas del mundo, sus habitantes viven con mucha opulencia y extravagancias, y ya que el dinero no les hace falta, los lujos que allí se ven, no se verán en ningún otro lugar. En Dubái es común encontrarse con mascotas como guepardos y leones caminando por las calles con sus amos, o reposando en lanchas y en las entradas de los edificios.

Otra de las más notorias extravagancias en Dubái, son sus policías, estos transitan en vehículos de la gama más alta de marcas como Mercedes Benz, Camaro, Mustang, Lamborgini o Ferrari.

Burj Al Arab
Burj Al Arab

Esta ciudad también cuenta con el hotel más lujoso del mundo llamado Burj Al Arab. Con una infraestructura en forma de velero y 231 metros de altura, este hotel posee solo habitaciones Suites y dobles. Las paredes del Burj Al Arab son de oro, tiene cuatro piscinas, un parque acuático, canchas de golf, un restaurante bajo el agua y una sola noche en este hotel puede costar hasta 20,000 $.

El Burj Khalifa, con 828 metros de altura es el mayor rascacielos del mundo, esta edificación demoró 6 años en construirse y desde su punto más alto se puede apreciar toda la ciudad.

Dentro del desierto de Dubái puedes hacer esquí en el Sky Dubái, además de poder visitar las islas artificiales en forma de palmera. Actualmente se encuentran construyendo la World Island, la cual es una isla que tendrá la apariencia de los continentes del mundo.

La comida también forma parte de sus lujosas ideas, pues una de sus preferencias es el oro comestible de 24 quilates. Se pueden ver comúnmente en los postres, un cupcake puede costar hasta 1000 dólares. Muchas personas afirman que este oro comestible no tiene ningún sabor.

Otra de las más sorprendentes excentricidades de Dubái son sus mendigos; como es de esperarse de una ciudad como esta, las limosnas pueden ser bastantes generosas. El ayuntamiento de esta ciudad pudo detener a un mendigo que recaudaba el equivalente a 73.500 dólares americanos al mes.

Sin dejar de mencionar,  que una de las últimas sensaciones de Dubái, son los taxis Drones autónomos, que llevan a un solo pasajero a cualquier parte, de manera que el transporte personal en el aire, en Dubái ya es posible.