Saltar al contenido

Dinosaurios en La Rioja

marzo 15, 2016

Dinosaurios en La Rioja, sí, has leído bien…Da igual si a veces toca abrigarse para soportar el frío o si no se puede hablar con los acompañantes ni escuchar música, nada importa cuando uno siente el placer de descubrir nuevos territorios mientras. Este es un recorrido corto en kilómetros pero intenso en emoción. Partimos en un viaje que nos transportará millones de años en el tiempo, salimos en busca de dinosaurios. En moto, en coche o incluso en autocaravana,  esta ruta nos guarda grandes sorpresas.

La Rioja puede presumir de tener una de las mejores colecciones de huellas fósiles de dinosaurios del mundo y vamos a descubrirla en este viaje. Lo haremos en una ruta tranquila que nos regalará espléndidas vistas, carreteras serpenteantes con recodos para contemplar el paisaje, el olor de los pinos calentados por el sol y algunas curvas. Un recorrido de poco más de 100 kilómetros por vías que no revisten demasiada dificultad y por las que casi cualquier vehículo es válido.

En el Museo de Ciencias Naturales de Arnedo, nuestro punto de partida, a 67 kilómetros de Logroño, podremos conocer con detalle cómo fue el paso de los dinosaurios por esta tierra. También aquí podemos ver, si subimos al cerro de San Miguel, los restos de un poblado celtíbero del siglo IX antes de Cristo. Ya en el núcleo urbano, merece la pena visitar el Monasterio de Vico y la Iglesia de Santo Tomás.

Nuestra siguiente parada está a 13 kilómetros de aquí, Arnedillo, un pequeño pueblo en el que podemos disfrutar de un relajante baño en el Hotel-Spa Balneario de Ardenillo. Según nos explican los vecinos de la zona, sus aguas incluso tienen poderes curativos.

En tierra de dinosaurios

El camino de Arnedillo a Enciso transcurre por asfalto. Son apenas 10 kilómetros por una fabulosa carretera (LR-115) que tuerce y retuerce su destino hasta conducirnos al que se considera el corazón de la Ruta de los Dinosaurios. Lo más recomendable es empezar la visita al municipio (en el que se han localizado hasta 1.400 huellas) en el Centro Paleontológico. Aquí podremos ver una exposición permanente que, mediante paneles, maquetas y piezas originales, nos introducirá en nuestro particular paseo por el cretácico de tierras riojanas. En el centro también podemos informarnos sobre los diferentes yacimientos que podemos visitar en el entorno para ver las famosas huellas de dinosaurio.

dinosaurios2

Tras los pasos del dinosaurio gigante

Alrededor de Enciso existen tres yacimientos: la Virgen del Campo, La Senoba y Valdecillo. En total, 6 kilómetros de recorrido bien señalizado, con paneles informativos y maquetas que lo hacen muy interesante. Lo mejor es aparcar en el parking que hay justo al inicio del camino y recorrer a pie estas maravillas. En Valdecillo nos espera una sorpresa que gusta sobre todo a los más pequeños, una reproducción a tamaño natural de un Tiranosaurio Rex.

Un regalo para los sentidos

Nuestra siguiente parada es Cornago, situado a 22 kilómetros de Enciso circulando por la LR-356. Poco antes de llegar a este pueblo dominado por un castillo medieval en su parte más alta, encontramos el yacimiento de Los Cayos, donde destacan las huellas fósiles atribuidas a pequeñas aves, tortugas y pterosaurios. El acceso hasta aquí es por una pista de poco más de 2 kilómetros, ideal para una moto trail.

Desde Cornago, continuamos nuestra ruta hacia Igea por la LR-283. Allí nos vamos a encontrar con el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja, así como su famoso tronco fósil de conífera de más de 11 metros y el mayor yacimiento de icnitas descubierto hasta ahora en territorio riojano: La Era del Peladillo.

A 14 kilómetros de aquí tenemos nuestra próxima y última parada: Cervera del Río Alhama. En esta localidad a los pies de la sierra de Alcarama se encuentra el yacimiento de Las Navillas, que cuenta con cerca de 300 huellas de dinosaurios carnívoros y herbívoros y fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico en el año 2.000.

El retorno a nuestro punto de partida lo haremos tomando la LR-123 que nos conducirá en apenas 37 kilómetros hasta la localidad de Arnedo donde podemos aprovechar para probar un buen codillo asado en cualquiera de sus restaurantes, un fin de viaje inmejorable.

¿Te apetece nuestra propuesta? Entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y con un simple click busca alojamiento, restaurantes y cualquier servicio que vayas a necesitar.