Saltar al contenido

Belgrado, pasión balcánica

diciembre 15, 2017
www.qhotel.es

Esta Ciudad Blanca, que es lo que significa etimológicamente Belgrado, se encuentra en un estratégico cruce de caminos fluviales, el Danubio y su principal afluente (el yugoslavo Sava), que termina su viaje en el corazón de Serbia tras pasar por Liubliana y Zagreb, capitales de Eslovenia y Croacia.

Belgrado, desde tiempos inmemorables estuvo sobre esa colina de la fortaleza que hoy se conoce como Kalemegdan (castillo del campo de batalla). El nombre está muy bien elegido, puesto que lo que hoy es un monumental e inocente parque donde pasean las parejas y los ancianos se reúnen a jugar al ajedrez, fue testigo de las escaramuzas de romanos, turcos, austriacos y serbios, las culturas que se han paseado por los puentes levadizos, glacis, túneles y recovecos de Kalemegdan.

Las celdas de la cárcel y alguno de los fosos de la fortaleza se han convertido en salas de exposición integradas en un Museo Militar que cuenta con objetos de todas las guerras en las que este pequeño país se ha visto envuelto. El mirador sobre los ríos es la pieza favorita de este museo al aire libre, ya que desde él se puede observar el magnífico escenario en el que aconteció la batalla que inauguró la I Guerra Mundial, que enfrentó al Imperio austrohúngaro y Serbia, acusada de ser cómplice del asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo.

Underground Belgrade es el nombre de un tour guiado que permite conocer de primera mano algunos de los túneles secretos que existen bajo la ciudad. El paseo incluye la visita a instalaciones subterráneas de las eras romana, turca, austriaca y yugoslava, como es el caso del búnker oculto construido en Kalemegdan por orden del Mariscal Tito ante el temor a recibir un ataque de la URSS. El polémico y poliédrico Josip Broz Tito, considerado como el artífice del periodo de mayor prosperidad de la antigua Yugoslavia, fue un líder mundial, impulsor del bloque de países no alineados, grupo de naciones que trataban de contrarrestar el liderazgo mundial de EEUU y la URSS.

Cathedral of Saint Sava in Belgrade

Tito falleció en 1980 dejando un país huérfano de liderazgo que se desintegró una década después. A pesar de ser croata, la admiración y respeto por su personaje continúa viva en Serbia. Detrás de la que fue su residencia oficial, se encuentra la Casa de las Flores, un mausoleo que incluye una exposición sobre su labor a la cabeza del país, se complementa con el vecino Museo de la Historia de Yugoslavia, donde se proyecta en bucle una película sobre su obra política y el culto a su personalidad.

 Un paseo completo bien puede empezar en el parque Tasmajdan, una isla de vegetación entre asfalto donde un monumento homenajea a los niños que fallecieron en los ataques aéreos de la OTAN de 1999. Pegados al mismo parque están los restos del edificio de la televisión pública serbia, un bombardeo selectivo en el que fallecieron 16 técnicos que no fueron advertidos por el gobierno serbio del ataque (previamente anunciado). El edificio no se ha reparado a conciencia para que el pueblo no olvide estos acontecimientos que derivaron en el derrocamiento pacífico del tirano Milosevic.

belgrado_2
A dos pasos se encuentra el espacio más representativo de Belgrado, la plaza que es hogar de instituciones como el Parlamento de Serbia. En el lado opuesto de la plaza se encuentra el Ayuntamiento, que antes hizo las veces de Palacio Real. En el balcón donde ahora se celebran las victorias deportivas de Djokovic o las de los equipos olímpicos, en 1903 se defenestró al rey Alejandro I y a su esposa, un dramático final para la dinastía Obrenovic.

La ancha avenida Kralja Milana conduce a la Plaza de la República, donde están el Museo Nacional, la Ópera y la Universidad. La animación en esta zona es constante, ya que es el lugar habitual para quedar antes de dar un paseo por las calles peatonalizadas donde están las tiendas y cafés más populares. Durante la noche, son muchos los que bajan hasta el puerto fluvial de Sava Mala. Los enormes almacenes de mercancías se han reciclado en bares y restaurantes de diseño donde la gente de Belgrado se mueve como pez en el agua hasta altas horas de la madrugada.

Belgrado bien merece una escapada. Entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y reserva en un minuto al mejor precio.