Saltar al contenido

Andorra, un país entre montañas

enero 1, 2016

Andorra, un pequeño país situado en pleno corazón pirenaico que induce a sus visitantes a comprender la relación más pura entre el hombre y la naturaleza, así como a tratar de interpretar los signos propios del entorno, los colores, los sonidos, el agua… Andorra es el lugar perfecto para destapar los sentidos y profundizar en la vida en la montaña, tan desconocida y tan atractiva a la vez.

El Principado de Andorra está dividido en tres valles que tienen forma de Y surcados por el río Valira, formando siete parroquias (comarcas) todas ellas con impresionantes vistas y lugares que visitar: Canillo, La Massana, Andorra La Vella, Sant Julià de Lòria, Ordino, Encamp y Escaldes-Engordany.

Andorra es una combinación de numerosos valles y montañas, la altura mínima que vamos a encontrar es de 840 metros y el pico más alto es el de Comapedrosa con 2947 m de altura.

Andorra es una tierra acogedora, un país de pequeñas dimensiones pero de grandes recursos. Sus atractivos van más allá de las ofertas de practicar esquí o los deportes de aventura, Andorra es también cultura y tradición. Es el destino ideal para escaparse unos días, con o sin niños, son múltiples y muy diversas las opciones que nos va a proponer este país.

En la parroquia de Sant Julià de Lòria, a pie de las pistas de esquí de La Rabassa, podemos visitar Naturlandia, un parque natural dividido en dos partes, una situada en la cota 1600m donde los niños pueden disfrutar de una amplia variedad de actividades como ruta en quad, montar en ponis, tiro con arco, tobotronc (con unas vistas impactantes) y tirolinas entre otras y la otra parte se encuentra en la cota 2000m donde visitaremos un parque de animales en los que podremos observar desde una familia de osos a unos preciosos linces pasando por una auténtica y salvaje manada de lobos, cuyo observatorio es espectacular. La belleza y el cuidado del parque es digno de resaltar.

Naturlandia
Naturlandia

Si más tarde queremos tomarnos unas horas de relax podemos comprar un bono de 3 horas para ir a Caldea en la parroquia de Escaldes-Engordany, un espacio termolúdico en el que pueden entrar los niños a partir de 5 años. Disfrutar en familia de una gran piscina con jacuzzis elevados a 36º, piscina exterior a igual temperatura, sauna, baños de vapor, duchas de hielo y aromáticas. Eso sí, es recomendable no ir en fin de semana  ya que sus instalaciones suelen estar bastante llenas y puede resultar un tanto estresante.

Centro termolúdico de Caldea
Centro termolúdico de Caldea

Entre las parroquias de Escaldes-Engordany y Andorra La Vella, vamos a encontrar la calle que une a ambas localidades, la avenida Meritxell, una amplia avenida llena de innumerables tiendas. En Andorra son incontables la cantidad de farmacias y perfumerías que vamos a encontrar. El hecho de no pagar impuestos añadidos a sus productos proporcionan un atractivo importante a sus visitantes, en su mayoría españoles y franceses por proximidad. También son frecuentes las licorerías y expendedurías de tabaco, recomendable conocer los límites de compra que establecen las autoridades para no encontrarnos con sorpresas al paso por la aduana.

Avenida Meritxell
Avenida Meritxell

Si tenemos ganas de practicar senderismo os recomendamos partir desde alguno de sus preciosos valles, como el de Vall d´Incles en la parroquia de Canillo que ofrece numerosas rutas de diferente dificultad o el Valle de Ordino con unos paisajes de cuento de hadas.

La oferta hotelera y gastronómica en Andorra es muy extensa y adaptable a cualquier bolsillo. Entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y comprueba todas las ofertas que tienes para visitar este pequeño país.