Saltar al contenido

7 ciudades más baratas en Europa para viajar

mayo 16, 2020
ciudades más baratas en Europa

Si tu presupuesto no te alcanza para llegar al Big Ben o a la Torre Eiffel, aquí te presentaremos algunas de las ciudades más baratas en Europa para visitar.

Todo el mundo sueña con viajar al viejo continente, pero a veces no contamos con el presupuesto para hacerlo. Grandes y famosas ciudades como Londres, París, Barcelona, Berlín, Roma o Ámsterdam son ciudades cosmopolitas. Aparte de la belleza, la historia y los miles de turistas que las visitan cada año tienen en común que son ciudades bastante caras.

No necesitas miles de euros para viajar por Europa, solo escoge alguna de las ciudades más baratas en Europa para viajar y haz tus maletas.

Te podría interesar: Ahorrar dinero para viajar no es tan difícil como pensabas

1. Praga, República Checa

ciudades más baratas en Europa
Praga, República Checa

Es una de las ciudades más históricas, pintorescas y románticas que existen en Europa. La belleza de esta ciudad no tiene precio, sin embargo, es considerada una de las ciudades más baratas en Europa.

Algo que hace esta ciudad muy asequible es la moneda que se utiliza, la Corona Checa (CZK) equivale aproximadamente a 0.04€. Lo cual hace de Praga un destino inigualable y barato para viajeros de todo el mundo.

Esta ciudad ofrece atracciones incomparables pues la ciudad entera parece sacada de un cuento medieval. La mejor opción para conocer Praga es caminar y seguir caminando hasta perderte por sus calles.

Y para todos mis amigos aficionados de la cerveza, indiscutiblemente este es el país a visitar. Republica Checa es el país con mayor consumo de cerveza en el mundo y orgulloso productor de la cerveza Pilsner Urquell. Muchos bares y locales en Praga también venden su propia cerveza o cervezas locales poco comerciales en donde el medio litro cuesta aproximadamente 25CZK (0.95€). ¡Salud!

2. Cracovia, Polonia

ciudades más baratas en Europa.
Cracovia, Polonia

Esta ciudad polaca se comienza a posicionar como uno de los destinos favoritos para viajar en Europa y es una de las ciudades más baratas en Europa para viajar. En el centro de la ciudad podrás encontrar cafés, restaurantes y bares con una atmósfera muy bohemia. También puedes disfrutar la vista de la ciudad, sus edificios, plazas, calles y monumentos. La plaza principal llamada “Plac Nowy” que ofrece durante varios meses conciertos gratuitos y diferentes shows.

Esta ciudad aparte de sus atracciones está llena de historia. Sus calles aún guardan recuerdos del holocausto como el monumento “Los Héroes del Ghetto” y su ubicación a solo algunos kilómetros de Auschwitz.

En comparación con otros lugares de Europa, Cracovia es sin duda una de las ciudades más baratas en Europa para visitar. Cracovia es una visita obligada para los amantes de la cultura y la historia. En esta ciudad puedes disfrutar deliciosa comida y cerveza por menos de 5 euros. Encontrarás por todas partes comida callejera barata que va desde kebabs y sándwiches a unos 3 euros, hasta deliciosas Pierogi (empanadillas europeas).

Uno de los secretos para comer delicioso y no gastar mucho dinero en Cracovia es visitar los “Milk Bars” o “Bares de Leche”. Estos “Bares” son un tipo de restaurantes creados en la época comunista. Eran subvencionados por el Estado y se utilizaban como cantinas para los trabajadores y obreros a precios muy asequibles. Las comidas que servían se basaban principalmente en lácteos y verduras, de ahí el nombre “de leche”. En estos lugares puedes comprar un menú completo a precios muy baratos.

3. Oporto, Portugal

Oporto, Portugal

Oporto es una ciudad costera popular en Portugal. Una joya europea con clima cálido, belleza y gente amistosa, además de ser una de las ciudades más baratas en Europa para visitar. Esta ciudad es considerada Patrimonio de la Humanidad por sus incontables monumentos históricos y su belleza natural.

En el verano esta ciudad se llena de turistas, pero vale la pena caminar pos sus calles llenas de librerías, tiendas, cafés, restaurantes, plazas y parques. La ciudad tiene hostales y albergues que son muy baratos y de muy buena calidad.

Oporto es conocida por su exquisito vino. Es la puerta de entrada al valle del Duero, una de las principales regiones vinícolas del mundo. También cuenta con una rica historia y una increíble vida nocturna. Otra cosa que llama mucho la atención de los turistas son sus bibliotecas, donde la decoración y la perfección se unen y crean una experiencia indescriptible.

Oporto es, sin duda, una de las ciudades más interesantes y vibrantes de Europa que debe visitar. Además de ser una de las ciudades más baratas en Europa occidental para viajeros con poco presupuesto.

4. Sofía, Bulgaria

Sofía, Bulgaria

Es una opción fantástica para todos aquellos viajeros que gustan de conocer nuevas culturas, idiomas y experiencias, todo esto a un precio razonable.

Sofía es la capital de Bulgaria, una de las ciudades más antiguas de Europa. El nombre de la ciudad viene de la palabra en griego “Sofia” que significa sabiduría. Es la combinación perfecta entre monumentos antiguos, calles antiguas, templos, monasterios y edificaciones modernas, galerías, centros comerciales, parques y museos. Es una de las ciudades más baratas en Europa y puedes fácilmente recorrer la ciudad a pie mientras descubres toda la belleza que Sofía ofrece.

Te recomendamos: ¡Viajar en tren por Europa como todo un experto!

5. Dubrovnik, Croacia

Dubrovnik, Croacia

Dubrovnik no es la única ciudad croata que vale la pena visitar, el país en general es muy barato. Cuenta con un clima mediterráneo, la comida es magnífica, la gente amable y las bellezas naturales inigualables.

Desde esta ciudad te puedes fácilmente desplazar a diferentes ciudades y explorar hermosas playas y parques naturales. Dubrovnik atrae a la mayoría de los turistas a la región gracias a sus atracciones históricas, su costa escarpada y sus magníficas playas. Dubrovnik aprovecha al máximo su atractiva ubicación y su estatus de estrella como «King’s Landing», la ciudad de fantasía en la serie “Juego de tronos” de HBO.

Los corazones de los visitantes de derriten en los pintorescos paseos de esta encantadora ciudad, que ofrece alojamientos en hostales a muy buen precio.

6. Sevilla, España

ciudades más baratas en Europa.
Sevilla, España

Muchas ciudades españolas podrían entrar en esta lista no solo por sus precios asequibles sino por la rica cultura histórica y gastronómica, Sin embargo, Sevilla aparte de ser hermosa es una de las ciudades más baratas de Europa para visitar. Ofrece, a un precio excepcional, todas las ventajas de una gran ciudad con una rica cultura, pero a menor precio. Como una de las ciudades más grandes de España, Sevilla es también una de las ciudades europeas más baratas para volar desde varios países europeos.

Sevilla es el hogar de un tesoro de monumentos históricos y culturales. Uno de sus monumentos culturalmente más significativos es el Real Alcázar de Sevilla, una mezcla de arquitectura islámica, gótica, renacentista y barroca.

Como la mayoría de Andalucía, los alimentos y bebidas aquí son una fracción del costo en comparación con otras ciudades españolas. Vale la pena aventurarte un poco fuera de lo común y de las zonas más turísticas para encontrar los mejores lugares para comer como locales.

7. Budapest, Hungría

Budapest, Hungría

La ciudad de Budapest no solo es una de las ciudades más baratas en Europa, sino que también está llena de fantásticas atracciones turísticas. También es considerada una de las ciudades más románticas de Europa. Está elegantemente enclavada a lo largo del río Danubio con acceso a los mejores baños termales de la región, una gran atracción desde la época romana.

Explorar Budapest desde los baños termales hasta los mercados nocturnos, así como descubrir ambos lados del río, Buda y Pest, es una experiencia que no te dejará en bancarrota.

Encontrar cosas para hacer en Budapest es muy fácil, ya que no solo está llena de lugares de interés histórico, sino que también tiene una increíble vida nocturna llena de bares, clubs y diversión.

Esta ciudad es conocida por tener la cocina más deliciosa de Europa central y oriental. El gulash (estofado de carne y verduras sazonado con pimentón) se originó aquí, al igual que Lángos (pan plano frito) y Halászlé (sopa de pescador).

En Budapest tanto los precios de las atracciones, como los precios de las comidas, bebidas y alojamiento son más que razonables. Lo que te hará amar esta ciudad y disfrutarla al máximo sin preocuparte por pagar tanto dinero.

Escrito por Montserrat Perez Lases.