Turismo rural en otoño

0
1247

Con el fin del verano, las playas, el sol y las piscinas se retiran hasta el año siguiente mientras que el otoño nos ofrece una gran alternativa para disfrutar de algunas escapadas, el turismo rural, que en los últimos años ha experimentado un fuerte crecimiento ofreciéndonos cada vez más y mejores posibilidades.

El contacto directo con la naturaleza del turismo rural, la tranquilidad habitual de los lugares en los que se hallan y sus precios generalmente más económicos que un hotel son la clave de su éxito. Además, añadiría la comodidad de estar como en tu propia casa. Algunas casas están tan bien equipadas que es imposible echar en falta cualquier detalle.

Descubrir lugares recónditos, la belleza de sus paisajes, de aldeas y pueblos pequeños muchas veces perdidos en el interior de alguna montaña, realzados en este tiempo por la belleza del colorido otoñal.

casa rural1
Ejemplo alojamiento rural

El turismo rural es una magnífica manera de evadirse del estrés y de los problemas diarios, alejarse unos días del tráfico y las aglomeraciones de gente nos llenará de paz y calma. Situadas en pequeñas localidades o en zona aisladas, las casas rurales tienen un encanto especial al tratarse de espacios antiguos reformados. Convertidos en lugares ideales para el descanso con el calor y el recogimiento propicios para una conversación amena, una buena lectura con extraordinarias vistas de fondo o simplemente dejar pasar el tiempo sin prisa alguna.

Habitualmente se encuentran tres tipos de alojamiento rural:

  • Las casas rurales familiares. Son aquellas en las que vive o cohabita el propietario y se alquila de manera parcial, por habitaciones, son ideales para parejas. El propietario puede hacer de guía e incluso ofrecer en su local una muestra de la gastronomía local.
  • Las casas rurales deshabitadas. Son viviendas en las que no vive nadie y se alquilan enteras. Generalmente demandadas por familias o grupos de amigos que desean una mayor intimidad.
  • Los hoteles rurales. Es el mismo tipo de alojamiento y servicio que un hotel convencional solo que en un entorno rural.

En un intento por ofrecer a sus huéspedes actividades diferentes, algunas casas rurales dan la posibilidad de participar en las labores diarias sobretodo para los pequeños de la casa, como por ejemplo, ordenar vacas o hacer pan y que pueden complementar con otra serie de servicios como rutas a caballo, senderismo o travesías por las montañas. También suele haber cerca una zona de deportes multiaventura para los que buscan emociones fuertes. Practicar turismo rural ofrece la posibilidad de adentrarse en la apasionante historia desconocida de sus pueblos y empalizar con sus gentes.

Algunos detalles a tener en cuenta a la hora de alquilar una casa son, por ejemplo, confirmar que se trata de una casa rural oficial para asegurarse que el alojamiento va  a cumplir unos estándares básicos de calidad, informarse previamente de los lugares a visitar y las actividades que se pueden realizar. Una vez que se haya elegido el lugar, escoger el hospedaje a través de los buscadores de alojamientos rurales para localizar el que mejor se adapta a nuestras posibilidades.

Cualquier época del año es buena para disfrutar del encanto de una casa rural, pero indiscutiblemente, el otoño resulta especial por la variedad de colores, olores y sabores que nos brinda la naturaleza.

Entra en nuestra web www.encuentraviaje.com y busca la oferta que mejor se adapte a ti en un simple click.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here